Actualidad Salud

NUTRICIONISTA DEL HOSPITAL DE CHIMBARONGO ENTREGA CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACIÓN BALANCEADA EN ESTE PERIODO ESTIVAL

El periodo estival es abundante en distintos tipos de preparaciones alimenticias, pero, a pesar de esto, siempre es bueno considerar qué tipo de alimentos son los indicados para sobrellevar una vida saludable. Valeria Araya Pávez, nutricionista jefe de la central de alimentación del Hospital de Mercedes Chimbarongo, sostiene que es fundamental tener una alimentación balanceada, siempre acompañada por un buen ejercicio, además de la hidratación necesaria.

En ese sentido, la profesional comienza señalando que “esta época de verano tiene diferentes características, principalmente en el aumento de las temperaturas junto con la llegada de las vacaciones, que generan ciertas modificaciones en los hábitos no tan solo en la alimentación, sino que también en estilos de vida. Muchas personas se preparan para en este periodo tener un buen estado físico, pero otras no alcanzan y tienden a realizar dietas extremas, por lo tanto, mi primera recomendación es no adherirse a ese tipo de tratamientos que prometen bajar kilos en muy poco tiempo; esas dietas no tienen los nutrientes suficientes para el organismo y solo son consideradas una solución momentánea que incluso, generan un efecto rebote incluso ganando más peso inicial.  NO existen las dietas milagrosas, por lo que se recomienda que tengan una alimentación saludable y equilibrada”.

¿Cómo poder lograr esto?

Según la profesional, “es fundamental que para conseguir una alimentación como corresponde, debemos consumir diariamente todos los grupos de alimentos en sus respectivas porciones; considerar que esto no está dirigido solamente a personas que quieran bajar de peso, sino también para quienes quieran mantener su cuerpo saludable. Y una de las bondades que nos entrega esta época de verano es la gran variedad de frutas las que nos entregan diferentes vitaminas, minerales, fibra, agua, antioxidantes, donde idealmente debemos incluir unas 2 a 3 porciones al día, y lo que son las verduras, que debemos ingerirlas al menos dos veces al día”.

Un ejemplo, según la nutricionista, es que “el consumo de frutas y verduras se puede estimular dejando estos alimentos lavados, desinfectados y picados en el refrigerador, ya que posteriormente es más apetecible ingerirlas frías por el calor de estos días. También podemos aprovechar de congelarlas y ocuparlas en otro periodo del año. Recordar que cuando vamos a congelar, debemos lavar el producto, luego picar y envazar en bolsas o contenedores, anotando la fecha porque así evitamos poder consumirlas fuera de plazo. Las frutas pueden durar entre 8 a 9 meses congeladas, y las verduras entre 3 a 6 meses”.

Eso sí, Valeria Araya sostiene que en el caso de las verduras, requieren de un proceso especial para su congelación, “a parte de una desinfección, se necesita de un escaldado, eso quiere decir que el producto se pone a hervir entre 30 segundos a dos minutos; dejamos que se enfríe y luego embolsamos o guardamos en pote para congelar, esto permitirá un mayor tiempo de duración”.

El consumo de líquidos es clave en verano

El aumento de las temperaturas también conlleva a una mayor deshidratación. Para la nutricionista, “al menos se debe consumir 2 litros de agua al día. En estos días, sudamos más de lo acostumbrado en el año, por lo tanto nuestro cuerpo necesita una mayor cantidad de agua, por eso no debemos esperar a tener sed para beber, ya que eso aumenta el riesgo de la deshidratación. Es recomendable portar siempre una botella con agua y preferirla antes que las bebidas o los jugos azucarados que son calorías vacías. Una opción es el agua gasificada o bien, las infusiones de hierbas con alguna rodaja de fruta o verdura”.

Alimento que proporcionan fibras, vitaminas y minerales

En este tiempo, es bueno “integrar a la alimentación pan y/o cereales integrales, ya que estos contienen muchas más vitaminas y minerales que los refinados y además, nos aportan fibras que ayudan en una buena digestión. También podemos sumar las legumbres que son un alimento reconocido por su valor nutritivo ya que contiene fibras, vitaminas, minerales, y si bien comúnmente se consume caliente, en esta época se pueden encontrar preparaciones como ensaladas, hamburguesas e incluso en algo dulce como brownie de porotos negros, etc. Su consumo ideal es dos veces por semana, pero sin mezclarla con tocino, embutidos, entre otros”, agregó la profesional.

El pescado aporta Omega 3

Un plato apetecido en esta fecha es el pescado, “que puede ser consumido al menos dos veces a la semana. Es uno de los principales alimentos con ácido graso que contiene Omega 3, que es muy importante para la buena salud cardiovascular. Evitar prepararlo frito y preferir otras opciones como al horno, en estofado, etc.”, agregó la jefa de la central de alimentación.

No olvide ejercitarse

Por último, Valeria Araya Pávez entregó el siguiente consejo: “una buena alimentación debe ir de la mano con el ejercicio. Tenemos que aprovechar que se oscurece más tarde para hacer deporte al aire libre, evitar hacerlo en horarios con temperaturas extremas. Es fundamental la hidratación antes, durante y después de la actividad física”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *