Actualidad Agricultura

PEQUEÑO AGRICULTOR SE ATREVE A INNOVAR Y ADQUIERE DRON PARA APLICAR AGROQUÍMICOS

En sus cultivos, con el dron ya ha aplicado productos fitosanitarios y abonos foliares.

A sus 65 años, don Rubén Pérez Cerda de Chépica sigue trabajando con energías en el campo y se atreve a innovar, incorporando tecnología y nuevos conocimientos. Este pequeño productor del sector Paredones de Auquinco, comuna de Chépica, el año pasado se adjudicó un proyecto PDI Gore (Programa de Desarrollo de Inversiones), que le permitió financiar una parte del dron que adquirió para aplicar agroquímicos en sus cultivos.

“Yo había visto el funcionamiento del dron –indicó- cuando observé cómo lo operaba una persona que se dedica a prestar servicios con este tipo de vehículos aéreos no motorizados y que se manejan con control remoto. Me gustó, porque no hay que andar con el tractor y no hay que andar metido en el barro en tiempo de invierno para aplicar productos. Me gustó esta tecnología y cuando se dio la oportunidad de postular a un proyecto (PDI Gore) yo  postulé a un dron. Costó 15 millones de pesos. Obtuve un subsidio de 5 millones de pesos, pedí un crédito de  4 millones 200 mil pesos y el resto lo puse yo”.

Agregó que “primero me pasaron un dron chico, tipo juguete, para practicar. Y después llegó el dron, algo que nunca había usado. Uno de mis yernos me apoyó un poco al principio y de ahí he seguido avanzando y aprendiendo. Anteriormente yo compré una máquina cosechadora de maní que me ha dado muy buenos resultados. A mí me gusta innovar. Hay que cambiar, no siempre lo mismo, para mejorar la vida de uno”.

Don Rubén nació en Chépica y hasta los 40 años de edad “trabajé apatronado con un tío, con quien aprendí a la labor agrícola. Después seguí solo, me compré un camioncito y empecé a trabajar y a progresar. Le di educación a mis tres hijas, que son todas profesionales”.

Añadió que no tiene tierra propia, por lo que debe arrendar, “ponerle capital al suelo, hacer producir la tierra y que me queden utilidades. Tengo zapallos, maní, cebollas, maíz, de todo un poco. Me ha resultado, me ha ido bien y lo que yo produzco lo guardo. La guarda me ha hecho ganar plata, porque siempre los productos después tienen otro valor, más alto”.

Puntualizó que tiene tres hectáreas de maní; la cosecha es en marzo y su  producción es de entre 2 mil a 2 mil 500 kilos de maní. Aseguró que “me gusta mucho la agricultura, me da tranquilidad y libertad, no tengo que estar dependiendo de nadie. Mi esposa -Viviana Jara- me ayuda en algunas labores agrícolas”.

Ester martes, don Rubén recibió la visita del director regional de INDAP, Juan Carol García, quien le expresó sus felicitaciones por haberse atrevido a innovar. A su vez, el productor agradeció el apoyo que le ha brindado INDAP; subrayando que “éste es un servicio muy importante para los pequeños agricultores. Así que muy agradecido de INDAP, en especial del personal de la oficina de Santa Cruz”.

VISITA A FLORISTA

En Chépica, el director regional de INDAP, Juan Carol García, visitó también a la pequeña productora de flores y plantas, María Liliana Meneses, quien hace aproximadamente 20 años, en el sector de San Antonio, inició su emprendimiento de producción y venta de flores. En tanto, su esposo Francisco Vergara la ayuda en su trabajo con las flores y plantas, y además tiene un negocio de venta de cebolla picada.

Terminada la visita, el director Juan Carol García destacó el esfuerzo y perseverancia de estos usuarios; agregando que se han preocupado de actualizar sus conocimientos e innovar. Añadió que en el caso de don Rubén Pérez, el uso del dron le permitirá, cuando sea necesario, aplicar agroquímicos en forma oportuna y rápida, con una  baja utilización de agua. “Vinimos a conocer su experiencia –señaló- y quedamos sorprendidos por lo que hace, por atreverse a innovar y aplicar nuevas tecnologías en el campo, para así ir mejorando. La agricultura es un rubro que requiere de estar abiertos a la posibilidad de cambiar y adaptarse a las nuevas situaciones”.

Por su parte, el Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada, señaló que estos pequeños agricultores de la comuna de Chépica son un ejemplo de constancia y espíritu de superación; agregando que el Ministerio seguirá apoyando a la agricultura familiar campesina.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *