Actualidad Salud

DIABETES: UNA ENFERMEDAD SILENCIOSA

Servicio de Salud O’Higgins hace llamado a la prevención mediante toma de exámenes en cesfam y hospitales de la red de salud.

“Cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, fecha que nos insta a tomar conciencia sobre el impacto que esta patología crónica puede provocar en la salud de las personas, en especial a largo plazo y por ello la importancia de su prevención y manejo, y desde el Servicio de Salud (SSO) estamos comprometidos en un trabajo con atención primaria para su diagnóstico temprano”. Así lo destacó el director (s) del SSO, Jaime Gutiérrez, en el marco de esta importante fecha.

Esta patología crónica, muy silenciosa en su génesis, aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. Esta enfermedad suele presentarse a través de variados síntomas, que van desde la sed, baja de peso, fatiga, visión borrosa, aumento del volumen urinario y ansiedad, entre otros.

“Por ello, hacemos un llamado a la población a la prevención, mediante la toma de exámenes preventivos de manera periódica, los cuales se pueden realizar en los Cesfam y hospitales de la red de salud”, puntualizó Gutiérrez.

Para la   encargada del programa Diabetes de la Dirección de Atención Primaria del Servicio, la enfermera Dayana Valdivia, “la causa exacta de la mayoría de los tipos de diabetes se desconoce. En todos los casos, la glucosa (azúcar) se acumula en el torrente sanguíneo. Esto se debe a que el páncreas no produce suficiente insulina. Ambas clases de diabetes, tipo 1 y tipo 2, pueden causarse por una combinación de factores genéticos y ambientales, como el acceso fácil y accesible a comida no saludable, cambios en los estilos de vida poco saludables como inactividad física, el incremento de la ingesta de comida y el aumento de las dietas ricas en grasas, entre otros”.

Respecto a las medidas de prevención, la profesional señala que “se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son eficaces para prevenir la diabetes tipo 2 o retrasar su aparición. Para ayudar a prevenir la diabetes  tipo 2 y sus complicaciones se debe alcanzar y mantener un peso corporal saludable; mantenerse activo físicamente: al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana; para controlar el peso puede ser necesaria una actividad más intensa; consumir una dieta saludable, que evite el azúcar y las grasas saturadas; evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares”.

Otras de las consecuencias que puede acarrear esta enfermedad crónica, son provocar daños en los vasos sanguíneos, corazón, riñones y nervios.  La neuropatía en los pies es otro factor de daño, la cual reduce el flujo sanguíneo, incrementando el riesgo de úlceras de los pies, infección y, en última instancia, amputación de alguna extremidad. Por último, la retinopatía diabética, es otra condición que puede provocar un alto grado de ceguera en las personas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *