Actualidad Agricultura

LANZAN CONCURSO PARA RECUPERAR SUELOS DEGRADADOS EN TERRENOS DE PEQUEÑOS AGRICULTORES

Más de 460 millones de pesos están disponibles para los pequeños agricultores usuarios de INDAP Maule con el fin de recuperar la fertilidad de los suelos degradados a través del sistema de incentivos (SIRSD).

La Seremi de Agricultura, Ana Muñoz, y el Director Regional de INDAP Maule, Luis González, anunciaron el lanzamiento del segundo concurso del año 2022 para el SIRSD separado en dos concursos con territorios diferenciados: uno para valle central y precordillera por $287 millones y otro para secano interior y costero por $180 millones.

“El programa SIRSD es fundamental, un instrumento muy importante para el sector agrícola de la región porque permite a los agricultores realizar prácticas para mejorar la calidad de los suelos agropecuarios, ayudar a su conservación y evitar su erosión o pérdida. Esta herramienta se inserta en uno de los ejes ministeriales de trabajo que impulsa la gestión sustentable de los recursos naturales”, indicó la Seremi de Agricultura.

A su vez, el Director Regional de INDAP Maule, Luis González, invitó a los agricultores y operadores del programa a que se informen y postulen y recordó que ya la región obtuvo buenos resultados a inicios del 2022: “Ya en el primer concurso de 2022 se colocaron por parte de INDAP se beneficiaron cerca de 1.000 agricultores con casi 1.000 millones de pesos que han permitido intervenir 4.800 hectáreas. La idea es seguir difundiendo estas herramientas para que puedan llegar a la mayor cantidad de agricultores posibles”. El programa abrió las postulaciones el 25 de mayo y cierra el 12 de junio a las 12:00 horas y se espera llegar a financiar aproximadamente a 500 agricultores.

Este sistema apoya acciones que permitan recuperar los suelos degradados y también financiar prácticas que ayudan a adaptarse a la escasez hídrica y por eso pueden abordarse desde la mitigación de la emergencia agrícola. Entre estas prácticas están la incorporación de fertilizantes de base fosforada, enmiendas calcáreas, establecimiento de praderas permanentes y suplementarias que son de emergencia y prácticas para evitar pérdida o erosión y rehabilitar suelos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *