Actualidad Salud

REALIZAN CONVERSATORIO DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA ATENCIÓN DE PACIENTES EN PROCESO DE DUELO

La jornada desarrollada en el contexto de la Ley IVE y la Ley Dominga, convocó al equipo de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional.
¿Qué decir o qué hacer ante la pérdida de una vida durante el embarazo?, bajo esta consigna se desarrolló el conversatorio de buenas prácticas en la atención de pacientes en proceso de duelo dirigido a funcionarios del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), pertenecientes a los Servicios de Neonatología junto a Ginecología y Obstetricia.
“Surge la necesidad de ir reforzando ciertas prestaciones desde el lado humano a nuestras pacientes, sobre todo enfocado desde la utilización del lenguaje. Desde ahí, desarrollamos una reunión clínica para capacitar a nuestro personal en habilidades blandas asociadas a cómo enfrentarse a los casos de duelo ya sea por Ley IVE o Ley Dominga”, aseguró Fernanda Bobadilla, psicóloga de la Ley IVE en el Hospital Regional.
La profesional puntualiza que muchas veces “el personal no tiene las herramientas y actúa desde la buena fe, desde la buena voluntad, pero ahí nos podemos equivocar en las intervenciones que realizamos”.
En la reunión clínica participaron médicos, matronas, técnicos en enfermería y personal administrativo, quienes tienen relación directa con las pacientes junto a sus familias. “Desarrollar este tipo de actividades es muy importante porque las madres que se enfrentan a la pérdida de un hijo viven muchas veces un duelo invisibilizado. Por eso, dentro de la atención hay varios actores y debemos estar todos alineados en condiciones como empatía, respeto, evitar realizar comentarios u opiniones. Muchas veces lo mejor, más que decir algo, es estar presente”, indicó Yamila, asistente social de la Ley IVE en el HRLBO. Es fundamental que los centros de salud generen instancias de capacitación. La psicóloga, Fernanda Bobadilla, explicó que uno de los ejemplos que se pueden dar en la atención es cuando “la paciente llega a urgencia por alguna dolencia o sangrado. Al momento de hacer la ecografía nos damos cuenta que el bebé no tiene latidos, en ese momento tenemos que llamarlo bebé y no feto u otro calificativo. Se dice: su bebé no tiene lamentablemente latidos”. Adicionalmente, el equipo de salud debe comprender que la paciente se va a descompensar ya que se trata de una noticia tremendamente compleja. “El sistema emocional no logra asociar inmediatamente la pérdida, por lo tanto, nos bloqueamos. Esto implica que el personal debe reforzar la información, evitando el lenguaje tan técnico y fomentando la atención humanizada ante el duelo o dolor de la pérdida”, Indicó la especialista.
Las recomendaciones para generar un espacio de intimidad empático en la atención de las pacientes son entregar informaciones precisas, anotarlas en caso de ser necesario, dar un tiempo para que el familiar acompañe el sufrimiento, no intervenir el llanto, no tratar de dar palabras de consuelo. Lo que se busca es el validar la pena, el dolor, entender que la paciente está triste y que está sufriendo. “Tenemos que avanzar en una atención humanizada, ponernos en el lugar del otro, reconocer estas pérdidas como tal. Tú puedes tener una atención muy técnica, pero si el personal acoge lo que la paciente dice y refuerza el diagnóstico con ella, eso ellas lo agradecerán”, finalizó la asistente social.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *